GREENWASHING

Compostatge d'Idees
'Hay algo fundamentalmente incorrecto en tratar a la tierra como si fuese un negocio en liquidación' . 'El futuro pertenece a aquellos que entienden que hacer más con menos es compasivo, próspero, duradero y más competitivo'

GREENWASHING

 

"En la naturaleza no hay recompensas ni castigos, hay consecuencias"  Bob Ingersoll

 

"Nunca la sabiduría dice una cosa y la naturaleza otra" Décimo Junio Juvenal

 

"Hay algo fundamentalmente incorrecto en tratar a la tierra como si fuese un negocio en liquidación" Hermann Doly

 

"El futuro pertenece a aquellos que entienden que hacer más con menos es compasivo, próspero, duradero y más competitivo" Paul Hawken 

 

La sostenibilidad es hoy uno de los factores que más influyen a un consumidor a la hora de elegir un producto u otro. Esto ha provocado que las empresas hayan dejado de escatimar en esfuerzos a la hora de unirse a una megatendencia que, dada la fuerza que está adquiriendo, les puede atraer un amplio número de potenciales clientes. 

 

Convertirse en una ‘empresa verde’ no es tan sencillo como podría parecer en un principio. Se necesita mucho tiempo, inversión y dedicación, factores que a algunas empresas les cuesta mucho aplicar. En su lugar prefieren llevar a cabo prácticas engañosas, por ejemplo, presentar como ecológicos productos que no lo son. Es lo que se denomina “Greenwashing”.

 

El término Greenwashing proviene de la unión de ‘green’ (verde) y ‘washing’ (lavado) y fue acuñado por el investigador Jay Westevel en 1986, tras detectar que las campañas ‘verdes’ realizadas por determinados hoteles, en las que se defendía el ahorro del uso de toallas, respondían más a intereses publicitarios, y económicos, que a ecológicos. Un concepto que se ha mantenido hasta el día de hoy. 

 

Se podría entender el Greenwashing como la estrategia publicitaria utilizada por determinadas compañías para presentarse, a ellas y a sus productos, como entidades respetuosas con el medio ambiente, sin serlo. El objetivo principal de las mismas es, por un lado, esconder sus prácticas reales (más nocivas con la naturaleza) y, por otro, aprovechar el tirón que tiene todo lo catalogado como ‘verde’, tanto a nivel empresarial como de marca.

 

Las estrategias de “Greenwashing” han evolucionado. Actualmente son variadas y dependen del objetivo que se quiera alcanzar. Sin embargo, existe un listado de prácticas más comunes que definió TerraChoice en 2007 y que se ha mantenido hasta hoy. Son los denominados “7 pecados del Greenwashing”, en un excelente reportaje publicado el El Diario.es de la mano de Darío Pescador, identifica perfectamente cuales son las técnicas/tácticas que en algunas ocasiones sirven para mostrar una idea general de responsabilidad medioambiental y social a través de imágenes, símbolos y "medias verdades".

 

1. Compensación oculta: Hacer afirmaciones exageradas sobre un aspecto medioambiental de un producto, ignorando otros que pueden tener un mayor impacto (Ejemplo, zumo natural de limón, pero no menciona en una botella de plástico no reciclado o reciclable)

 

2. Ausencia de pruebas: Afirmaciones difíciles de demostrar (Ejemplo, vender productos "orgánicos" pero sin ningún tipo de certificación ni trazabilidad de los materiales y procesos)

 

3. Ambigûedad: Usar términos como " respetuoso con el medioambiente", "totalmente natural", "sostenible" o "amable con el planeta", sin aportar información específica o pruebas.

 

4. Términos manidos (muy usados): Utilizar palabras que han perdido su significado por el uso excesivo y la falta de regulación ("natural" o  "verde"). Debemos destacar que en la UE, los prefijos "eco" y "bio"están protegidos y sólo pueden usarse en los productos alimentarios.

 

5. Irrelevancia: Realizar afirmaciones que son técnicamente ciertas pero no son relevantes. (Ejemplo, vidrio reciclable, todo el vidrio es reciclable o, pilas "verdes" 0% de mercurio, pero aún así deben siempre reciclarse separadamente por el resto de componentes contaminantes que contienen.

 

6. El menor de los males: Comparar un producto con una opción aún menos respetuosa, ignorando la mejor opción disponible.

 

7. Mentiras: O lo que lleva a la publicidad engañosa 

 

 

La mayor conciencia social de estas prácticas está llevando a algunas compañías a usar algo parecido llamado "greenhushing" (silencio verde), consistente en dar poca información sobre sus actividades y productos y así evitar posibles críticas.

 

Estas tácticas, ejemplos de ‘mala praxis’, provocan que las acciones de aquellas empresas e industrias que sí trabajan en beneficio del medio ambiente y la sociedad se vean en ocasiones perjudicadas

 

Después de todo, todos deberíamos entender que hacer las cosas bien, con responsabilidad, pensando en la colectividad y en nuestro entorno, labramos el futuro. No olvidemos que la tierra no es un lugar para visitar. Es el hogar.

 

 

Fuentes: Boletin BBVA, ElDiario.es y elaboración propia

¿Estás interesado?
Si estás interesado, facilítanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo informarte.